• Desafío Gastronómico: Reinterpretamos el tradicional SÁNDWICH DE PESCADO

  • Desafío Gastronómico: Reinterpretamos el tradicional SÁNDWICH DE PESCADO

    Afamado y apetecido por turistas y habitantes de la Región de Coquimbo, es el churrasco marino. Un plato sencillo como contundente, que nace como variación del sándwich de carne de res, pero teniendo como estrella principal al pescado frito de la temporada (reineta, merluza o jurel), el cual está cubierto por una crujiente marraqueta y acompañado de cebolla o ensalada a la chilena, limón y pebre a gusto de cada comensal.

    Y es que este tradicional sándwich se convirtió hace 6 años en marca registrada de la gastronomía porteña, teniendo su propia celebración en el ‘Festival del Sánguche de pescado’, donde locatarios del Terminal Pesquero de Coquimbo realizan una degustación masiva, para que nadie se vaya de la región sin probar esta exquisitez culinaria.

    Pero sabemos que los gustos varían, así que decidimos salir en busca de nuevas opciones de este pan con pescado. Fue así como llegamos hasta la capital regional y nos adentramos en la cocina de ‘Rústico Sanguchería’ (Los Perales #835, esquina Gabriel González Videla), donde retamos al chef, Rodrigo Montecinos, a preparar una sofisticada preparación de este típico emparedado marino, que nos dejó con una explosión de sabores en cada bocado.

    Reto aceptado

    Bautizado como ‘Moby Dick’, esta reinterpretación del sándwich “está compuesto por pan baguette artesanal, el cual es liviano y con poca miga; pescado fresco del día, marinado en salsa de maracuyá y preparado en un ceviche sabroso y refrescante, acompañado de cebolla morada en pluma, toques de jengibre, cilantro, ají verde, aceite de oliva, jugo de limón, sal y pimienta; envuelto en una cama de queso crema y palta, y sellado con rúcula”, nos describe Felipe Guerrero, uno de los socios propietarios de esta sandwichería gourmet.

    Desde que abrieron su local, hace ya 4 años, estos amantes de la buena cocina no han perdido su sello saludable y concepción de negocio, enfrentándose por primera vez, al desafío de realizar contundentes platos con productos del mar: “Este es nuestro primer sándwich marino, queríamos hacer algo distinto para nuestra clientela y desde este mes formará parte de nuestra nueva carta gastronómica. Este plato fue todo un desafío para nosotros, porque nuestro sello es realizar comida elaborada pero saludable, sin fritura y exceso de grasa, siendo un aporte al sabor y calidad de vida de las personas. Debido a ello, no queríamos incorporar el pescado frito a la carta, pero le dimos una vuelta y salió esta sabrosa opción sin cocción, con un ceviche en lugar del frito tradicional”, recalca Montecinos.

    Si ‘Moby Dick’ despertó tu apetito, te recomendamos visitar “Rústico Sanguchería, la Revolución del Sánguche’, -quien es atendido por sus propios dueños- y prueba esta nueva versión del sándwich marino, acompañado de una buena cerveza Golden para mantener el frescor.