• #DesafíoPequeñosGestos / Consejos para reducir el consumo de agua

  • #DesafíoPequeñosGestos / Consejos para reducir el consumo de agua

    ¿Sabías que solo un 3% del agua en la tierra es apta para el consumo humano? Este recurso vital cada vez se hace más escaso, por lo que aquí te desafiamos a optimizarla con pequeños gestos.

    nivel nacional, la Región de Coquimbo es una de las zonas más afectadas por la sequía y escasez hídrica, tanto así que muchas personas ya están tomando conciencia del problema y están llevando a cabo pequeñas acciones en el hogar para cuidar a este vital elemento. Si observas detenidamente tu rutina, te darás cuenta de toda el agua desperdiciada en muchos de tus quehaceres diarios, así que súmate al desafío.

    En la mañana, cuando te estés lavando los dientes, recuerda cerrar la llave de agua del lavamanos, porque cada minuto que corra abierta estarás perdiendo 12 preciados litros. Lo mismo vale para la ducha, enjabónate y aplícate el champú sin el agua corriendo. Si quieres ir más allá, dúchate pocas veces a la semana o solo cuando sea necesario, muchos naturistas así lo recomiendan, ya que el exceso de baños destruye las defensas propias de la piel.

    También puedes realizar otras acciones en el cuarto de baño, como llenar con agua una o dos botellas plásticas desechables de 500 cc e introducirlas en el estanque, así cada vez que ocupes tu WC, estarás ahorrando entre 6 a 12 litros. Para que este consejo sea efectivo, no tires el papel higiénico usado al inodoro, puesto que este se puede tapar y podrías necesitar más agua de la ahorrada para resolver este problemita.

    Si estás realizando tus tareas domésticas, no te sobrecargues de trabajo y lava ropa siempre y cuando la carga de tu lavadora esté llena. No vale la pena lavar pocas prendas a la vez, independiente de la cantidad de ropa, la lavadora gastará la misma cantidad de agua estando llena como vacía. El lavajillas debe correr con la misma suerte.

    Y para que tus plantas siempre estén lindas y verdes, reutiliza el agua que usada en el lavado de tus frutas y verduras para el regado de tu jardín. Ojo, debes hacerlo de noche para que este recurso no se evapore con el calor del día. Pero si no tienes plantas, no se te ocurra desperdiciar esa agua, aprovecha de lavar tu auto, busca un balde, una esponja y a regalonear la joyita de la casa.

    Únete a la cruzada por el cuidado del agua, convierte estos consejos en hábitos y compártelos con familiares y amigos. Recuerda que con pequeños gestos podemos cambiar la realidad de nuestra querida región.